Image by Nick Morrison
neurogent-bicol-iso.png

BLOG

Nootrópicos para el estrés: Promueve la relajación mientras agudizas tu mente.

Actualizado: 16 jun

Es estrés podría ser el asesino de la mente por excelencia.



Cuando la gente busca controlar el estrés ocurre algo irónico; las pastillas que muchas personas toman para controlar el estrés funcionan como un sedante… lo que significa que afectan la capacidad intelectual, dejando a las personas relajadas pero con la mente nublada y dificultad para pensar con claridad y poder trabajar de forma optima.


Los nootrópicos que se usan para controlar el estrés presentan diferentes vías para relajarte, que alivian la tensión mientras agudizan tu mente.


En esté artículo analizamos los mejores nootrópicos para controlar el estrés y como te ayudan a mejorar tu claridad mental.


 

Cognición bajo estrés.


El estrés agudo afecta la capacidad cognitiva a corto plazo.


Cualquier persona que haya intentado pensar con claridad en un escenario de alta presión conoce las consecuencias negativas para la toma de decisiones que genera.

Algunos investigados parecen validad estas preocupaciones al sugerir que varios factores de estrés físico y emocional, en un contexto agudo, desequilibran los neurotransmisores del cerebro, generando un impacto negativo en la capacidad cognitiva, que incluyen:


Formación de memoria


Recuperación de Memoria


Procesos de atención y concentración


Razonamiento lógico

Toma de decisiones

Capacidad de Aprender


El estrés agudo es especialmente destructivo para el rendimiento mental porque se manifiesta cuando más necesitamos nuestra capacidad intelectual y puede tener un impacto negativo de gran alcance en muchas funciones cognitivas.



El estrés activa una cascada de reacciones fisiológicas que preparan el cuerpo y la mente para “luchar o huir”, por lo que en una situación donde el estrés se mantiene de forma constante, se afecta por completo la función cognitiva.


El estrés crónico puede dañar el cerebro.


El estrés también es crónico. Puede construirse silenciosamente con el tiempo, nublando la mente y disminuyendo todos los aspectos de la capacidad intelectual.


Las investigaciones en este tema han confirmado que el estrés crónico causa daño al hipocampo del cerebro, produciendo una reducción en su tamaño y problemas cognitivos asociados con el aprendizaje y la memoria.


Además, los estudios han identificado que el estrés crónico genera el síndrome de agotamiento crónico, un conjunto de deterioros cognitivos que incluyen reducciones significativas en:


Memoria no Verbal