Image by Nick Morrison
neurogent-bicol-iso.png

BLOG

Como Alpha GPC, apoya la función cognitiva.

Cuando tienes tareas que realizar y correos electrónicos que leer, pensar en cuidar tu cerebro puede parecer un lastre. Y, sin embargo, la salud del cerebro es precisamente lo que te ayudará a realizar estas tareas, especialmente a medida que envejeces.



Dicho esto, nunca es demasiado pronto para ser proactivo en la protección de tu cerebro y optimizar la longevidad cognitiva. Afortunadamente, hay muchas maneras de nutrir tu cabeza, desde priorizar el sueño hasta llevar una dieta rica en antioxidantes.

También puede ir un paso más allá agregando un potente nutriente cerebral a tu línea de suplementos, como el Alpha-GPC. Como uno de los principales nootrópicos en NeurioGent te brindamos toda la información que necesitas para saber si esté suplemento es lo que necesitas.

¿Qué es el Alpha-GPC?

Primero, una introducción rápida a la colina, un nutriente que es vital para la salud del cerebro: la colina es un precursor esencial de la acetilcolina y la fosfatidilcolina, dos compuestos críticos para el cerebro.

La acetilcolina es un neurotransmisor (es decir, una molécula de señalización) involucrado en procesos cognitivos básicos, mientras que la fosfatidilcolina es un fosfolípido (es decir, una molécula que contiene ácidos grasos) que es necesario para tener membranas celulares sanas.

Esencialmente, la colina alimenta las principales vías metabólicas para la función y la estructura del cerebro. Por lo tanto, no sorprende que los niveles saludables de colina estén asociados con la función y el rendimiento cognitivo general.

Tu hígado puede producir algo de colina, pero no es suficiente para satisfacer las necesidades del cuerpo, por lo que es importante obtener suficiente a través de alimentos y suplementos. Y aunque se encuentra en algunos alimentos, como el salmón, los hongos shiitake, los huevos, las coles de Bruselas y las almendras, la mayoría de los mexicanos no obtienen suficiente colina de los alimentos. Aquí es donde entra en juego el Alpha-GPC.

El Alpha-GPC es un precursor directo de la acetilcolina, lo que mejora su biodisponibilidad y facilita su adsorción al tomarlo en forma de suplemento, ya que una vez que llega al cerebro, de inmediato se convierte en acetilcolina.

El Alpha-GPC se usa desde los años 90 como ingrediente nutricional en México. Se usa principalmente para apoyar la salud del cerebro y se puede encontrar en suplementos o en combinación con otros nootrópicos cómo noopept

En esta combinación de nootrópicos, el Alpha-GPC se toma en dosis de 150 mg por dosis, una dosis después del desayuno y otra después de la comida.

Debido a que la dieta de los mexicanos contiene muy pocas fuentes de colina, el Alpha-GPC tiene una función indispensable en toda suplementación saludable para el cerebro. Por lo que una suplementación con Alpha-GPC es beneficiosa para satisfacer la demanda metabólica de colina en el organismo.

Beneficios del Alpha-GPC.

Como un poderoso neuronutriente, vale la pena tener en cuéntale AlphaGPC refuerza la salud y función cognitiva.

Si está buscando aumentar su RAM mental (memoria de acceso aleatorio), considere el Alpha-GPC. Este es el por qué:

El Alpha-GPC es un precursor crítico en el metabolismo de la fosfatidilcolina de nuestro cuerpo. La fosfatidilcolina es un fosfolípido que se encuentra en el tejido cerebral y es fundamental para una función cerebral saludable. Darle a su cuerpo más citicolina lo ayuda a producir más componentes de membrana de fosfolípidos.

Es increíblemente importante aumentar la renovación de la membrana celular en el cerebro, ya que esto ayuda a la fluidez y plasticidad de la membrana, fortalece las membranas y estructuras celulares y mejora la comunicación neuronal. La renovación de fosfolípidos ayuda a respaldar la integridad estructural de las neuronas, que luego respaldan cómo funcionan.

Esto incluye funciones cerebrales críticas como, la memoria. Sin embargo, el cerebro comienza a perder fosfolípidos a los 20 años, alcanzando una pérdida del 10% al 20% entre los 80 y 90 años en individuos sanos. El Alpha-GPC puede ayudar a mejorar esos niveles de fosfolípidos y, en última instancia, respaldar la memoria y la salud del cerebro con el tiempo.

Los beneficios para la memoria del Alpha-GPC se han observado con frecuencia en la investigación. Por ejemplo, en un ensayo clínico de 2021 publicado por el Journal of Nutrition, 12 semanas de suplementación con Alpha-GPC (300 miligramos diarios) mejoraron la memoria general, en particular la memoria a corto plazo. En otro estudio, el Alpha-GPC mejoró la memoria verbal en adultos mayores.

Refuerza la salud y función neuronal.

El Alpha-GPC apoya la formación de fosfatidilcolina, también ayuda a proteger las neuronas (es decir, las células nerviosas) en tu cerebro. Recuerda, la fosfatidilcolina es un componente importante de nuestro tejido cerebral, que constituye aproximadamente el 30 % de los fosfolípidos de nuestro cerebro.

Los fosfolípidos mantienen los principales bloques de construcción para la integridad de la membrana celular, controlando así lo que entra y sale de la célula. Sin embargo, si no hay suficientes fosfolípidos, la función de las células cerebrales puede ralentizarse.

Aumenta la energía mental

En un estudio clínico de seis semanas suplementado con Alpha-GPC con una dosis de 300 mg al día, aumentaron las reservas y la utilización de energía en el cerebro; específicamente, el estudio observó un aumento del 14 % en ATP, también conocido como energía celular, después de esta rutina regular de suplementos de Alpha-GPC.