Image by Nick Morrison
neurogent-bicol-iso.png

BLOG

Oxitocina, la hormona de la maternidad


Gracias a los avances en fisiología se ha comprobado que las hormonas oxitocina, prolactina y endorfinas, están involucradas en los procesos de apego y afecto entre madre e hijo, así como regular los cambios fisiológicos que experimenta una madre durante el embarazo, parto y desarrollo de los hijos.

También se ha demostrado que el instinto maternal tiene una base biológica impulsado por estas hormonas, las cuales, tienen efecto sobre el estado de ánimo, la voluntad y conducta, que incrementa el grado de atención que presenta una madre hacia su hijo, mejor conocido como amor materno.

En pruebas realizadas con ratones hembras vírgenes, al ser inyectadas con oxitocina se induce un comportamiento maternal, cuidando y protegiendo crías de otras hembras. Se han realizado una gran cantidad de estudios sobre el comportamiento maternal de los ratones y se ha comprobado que actividades como la construcción del nido, la reunión de las crías dentro del nido y la alimentación de las crías están relacionadas con la liberación de oxitocina y los estrógenos.

​Los procesos fisiológicos que tienen lugar durante la maternidad tienen mecanismos de autorregulación y si se interfiere uno de ellos se altera al siguiente. Sin embargo, siempre es posible recuperar la fisiología natural, y hasta las madres adoptivas pueden llegar a lactar a sus hijos adoptivos si cuentan con el estímulo adecuado, o las madres que por diferentes motivos se ven obligadas a separarse de sus hijos, pueden recuperar la lactancia materna si están en contacto piel con piel durante el tiempo necesario.

La Oxitocina.