ATENCIÓN A CLIENTES

Los artículos presentados en esta página son con fines informativos y de divulgación.


Consulte a su proveedor de cuidado de salud antes de usar cualquier producto.

5 formas de controlar tu estrés laboral

19-Sep-2019

 

El estrés laboral no solo afecta tu desempeño en tu trabajo, también genera serios daños a tu salud y a tu capacidad cognitiva. 

 

El estrés es algo que todos experimentamos al menos una vez en nuestra vida. El estrés también puede entenderse como la respuesta de lucha o huida del ser humano, una respuesta perfectamente natural a una situación externa que amenaza tu supervivencia. En la naturaleza, cuando se le presenta una amenaza, el instinto normal de una criatura es luchar y destruir la amenaza, o emprender el vuelo y escapar de la amenaza.

 

El estrés se convierte en un problema cuando ataca en un momento en que no hay peligro aparente. Puede manifestarse de varias maneras:

  • El estrés puede afligir la mente con preocupación y paranoia.

  • La ansiedad puede convertirse en pánico, lo que puede causar síntomas físicos como sudoración y un aumento del ritmo cardíaco.

  • Los temores irracionales pueden hacer que evites o huyas de situaciones que no representan una amenaza real.

 

ESTRÉS EN EL TRABAJO

 

Una de las causas más comunes de estrés en el mundo moderno es el trabajo. Dado que el trabajo es la columna vertebral de la supervivencia de los occidentales más modernizados, tiene sentido que una amenaza para la seguridad de su trabajo podría provocar una ansiedad severa.

 

Trabajo significa plazos y responsabilidades. Completar tus tareas con éxito es lo que lleva a que te paguen y, en última instancia, es la razón de tu supervivencia. Naturalmente, las personas tienden a vincular el empleo estable con la estabilidad en sus vidas, por lo que si su trabajo está amenazado, sienten que su propia vida está amenazada. 

 

El problema aquí es que nuestra respuesta instintiva tiene muy poco propósito en un entorno de trabajo. Luchar o huir te ayudaría a enfrentarte a un animal peligroso, pero el pánico cuando estás en problemas en el trabajo te hace propenso a cometer aún más errores, lo que contribuye a un mayor estrés, y así continúa el ciclo.

 

Afortunadamente, existen técnicas que puedes utilizar para ayudarte a manejar situaciones estresantes y, si las empleas adecuadamente, puedes evitar el estrés por completo.

 

1. PRACTICAR EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN.

 

 

 

Los ejercicios de respiración son algo simple que puedes hacer en cualquier momento y en cualquier lugar.

 

Los ejercicios de respiración se han utilizado como un método confiable para reducir el estrés desde tiempos remotos. La respiración es el vínculo más estable entre el cuerpo y la mente, y dirigir tu atención a la respiración te impide concentrarse en lo que te esté causando estrés y ansiedad.

 

Los ejercicios de respiración pueden ser complejos o simples. Las técnicas complejas de respiración son adecuadas para aquellos que están familiarizados con la meditación y otras prácticas holísticas.

 

La técnica de respiración más simple es contar cada respiración:

  • Inhala lentamente desde la base de tu diafragma.

  • Muchas personas pasan por sus vidas sin aprender a respirar adecuadamente. La cavidad torácica comienza a sentirse llena aproximadamente a la mitad de una respiración completa y esto es cuando la mayoría de las personas comienzan a exhalar.

  • Continúa respirando más allá de este punto y notarás que tus pulmones están lejos de estar llenos. Su abdomen, al igual que su pecho, debe llenarse antes de exhalar, aunque no inhale hasta el punto de dolor o incomodidad.

  • Sigue una respiración completa con una exhalación lenta y completa. Esta secuencia cuenta como una respiración completa.

  • Cuente cada respiración: puedes intentar extender lentamente el número de la respiración durante la inhalación, continuando con la palabra "y" durante la exhalación, para crear un ritmo suave.

  • Asegúrate de que tu respiración sea lenta, constante y, lo más importante, intencional. Poner la intención en tus respiraciones te permite dirigir más tu atención a tu respiración.

 

2. MEJORAR LA COMUNICACIÓN.

 

Mucho estrés en el lugar de trabajo es causado por una mala comunicación.

 

La comunicación es la columna vertebral de cualquier sistema social funcional: familia, amistad y trabajo. La mala comunicación puede llevar a muchos problemas:

  • La falta de comunicación puede dificultarte la comprensión de tus obligaciones en el trabajo. Si tus obligaciones no se comunican correctamente, no podrás cumplirlas, lo que podría causarte problemas.

  • La mala comunicación puede causar malentendidos, lo que puede llevar a herir sentimientos o errores de juicio.

 

Hay varias cosas que puede hacer para mejorar la comunicación en el lugar de trabajo:

  • Asegúrate de que tus compañeros de trabajo y jefes estén en la misma sintonía que tú. Pregúnteles si todo se está haciendo bien y si hay algo que puedas hacer para ayudarlos.

  • Considera la posibilidad de obtener un panel de comunicación para que todos escriban sus pensamientos sobre el entorno laboral de forma anónima.

 

3. ASEGÚRATE DE QUE NO ESTÁS TRABAJANDO DEMASIADO.

 

 

Esto puede parecer sentido común, pero muchas personas trabajan demasiado en contra de su propia voluntad.

 

La descripción de tu trabajo debe enumerar tus responsabilidades, incluyendo cualquier exigencia física. ¡Asegúrete de que el trabajo que está haciendo no sea más exigente que el trabajo que acordaste hacer! Muchas personas se encuentran en situaciones difíciles y estresantes porque sus empleadores, consciente o inconscientemente, los someten a mayores cargas de trabajo de las que acordaron.

 

4. MANTÉN TU CEREBRO SANO.

 

 

El estrés es una respuesta física a un desencadenante mental, y puede provocar sudoración, temblores, latidos cardíacos rápidos y presión arterial alta.

 

Mantener tu mente fuerte y saludable puede ayudar a limitar la frecuencia de las respuestas al estrés. Dado que el estrés es una forma de pánico o ansiedad, tiene sentido que tener un cerebro bien protegido disminuye las posibilidades de tener una reacción de estrés:

  • Asegúrate de tener una dieta saludable y de obtener un equilibrio adecuado de los nutrientes que necesita tu cerebro, si quieres saber más te invitamos a visitar nuestro artículo: 5 alimentos para el cerebro.

  • Dormir lo suficiente. Si no duermes lo suficiente, te encontraras más susceptible a los arrebatos emocionales irracionales, especialmente en momentos de estrés.

  • Toma un suplemento adecuado: Si tus niveles de estrés te están superando, lo mejor es recurrir a un suplemento que te ayude a controlar el problema, te recomendamos NootroGen, un suplemento nootrópico de ultima generación que ha demostrado excelentes resultados para controlar el estrés y ayudar a tu mente a trabajar de forma optima.

 

5. ANALIZA TU TRABAJO.

 

Si ya has intentado con todas las opciones anteriores y no has logrado controlar tu estrés laboral, es momento de que te plantees si tu trabajo es realmente lo que quieres hacer o puedes tener mejores opciones.

 

En ocaciones lo mejor es buscar otras opciones laborales y dejar un ambiente laboral tóxico.

 

EN CONCLUSIÓN.

 

Casi todo el mundo encuentra su lugar de trabajo estresante en algún momento, ya sea que trabajen en una cocina ocupada o que organicen documentos en la oficina de su hogar.

 

Afortunadamente, existen muchos métodos para ayudarte a manejar el estrés que experimenta en el trabajo. Estos métodos han demostrado ser efectivos para innumerables personas, ¡así que esperamos que también puedan ayudarte!.

 

El estrés es algo que todos experimentamos al menos una vez en nuestra vida. Incluso para los más afortunados de nosotros, el estrés puede ser un problema que complica nuestra vida laboral, social y familiar.

 

 

Please reload

NootroGen

(noopept 12 mg)

Mejora tu memoria, concentración y agilidad mental, obtén todo lo que necesitas para lograr el éxito que buscas.

Categorias

Lo más reciente.